+58 (243) 246.42.15 | (424) 356.59.09info@abakusit.com

Detalles personales que tu reclutador no debe saber

Detalles-personales-que-tu-reclutador-no-debe-saber

En una entrevista laboral la presión por lograr el puesto deseado puede llevarnos a revelar algunos detalles innecesarios, e incluso perjudiciales para nuestro desarrollo profesional. El reclutador estará esperando que así sea, e intentará utilizar las técnicas que conoce para hacer que el trabajador se relaje y olvide las distancias formales correspondientes.

Generar confianza con el reclutador puede ser positivo, siempre y cuando seas tú quien domine esta relación y no a la inversa. No importa si eres un recién graduado que busca su primer empleo o un veterano que ya ha asistido a más de 50 entrevistas de trabajo, debes controlar lo que dices.

Si no quieres arruinar la entrevista apenas comienza, estos son los 5 detalles que debes evitar decirle a tu reclutador:

1) Sentimientos negativos sobre tu antiguo empleo o compañeros

Es normal que, al dejar un trabajo, realices un balance positivo y uno negativo. Todos los empleos tienen aspectos a mejorar y es esperable que así sea, pero tu reclutador no debe saberlo, o al menos no únicamente desde el lado negativo. Si en tu anterior empleo se generó un problema tanto con la empresa como con algún compañero lo mejor será que lo expliques solo si es extremadamente necesario, y siempre buscando un lado positivo para contarlo. Lo aconsejable es enfocarse más en la resolución del conflicto que en su trama, y mostrarlo como un hecho aislado.

2) Preferencias políticas, religiosas o sexuales

A menos que la empresa tenga un interés fundamentado, lo mejor será evitar estos temas. Si no te lo consultan directamente, debes descartar la idea de mencionarlos, y si lo hacen busca la manera más democrática posible de comentarlos. Está bien que te enorgullezcas de tus creencias o preferencias, pero si pueden incidir en tu futuro laboral lo mejor será que intentes hacerlas a un lado en la entrevista.

3) Problemas de salud

Otro detalle que no debes mencionar a menos que te lo pregunten es el vinculado a la salud. Quizá, si tienes alguna operación programada para las próximas fechas y te causará algunos días de baja puedes comentarlo, pero debes considerar que esto te hará menos atractivo para el cargo en cuestión. De lo contrario lo mejor será que evites el tema a menos que sea para realizar comentarios positivos como tu preferencia por las actividades deportivas o algo que refleje ante el reclutador que eres una persona sana.

4) Relaciones personales o familiares

A nadie le interesa. Básicamente ese es el motivo. Si las cuentas a un reclutador creerá que intentas establecer una conexión o buscar personas en común para obtener algún tipo de beneficio. Si las cuentas a tus compañeros solo pensarán que eres un presumido o un charlatán. Los problemas de pareja se llevan mejor con entornos amigables, no con compañeros que recién empiezas a conocer.

5) Tu sueldo anterior

Aunque digas una cifra increíble, la compañía solo estará dispuesta a pagar lo que pensaba dar inicialmente, con o sin tu versión de los millones que ganabas en tu antiguo empleo. Y si era poco, creerán que te conformarás con un poco más del salario anterior y no te ofrecerán lo que pensaban inicialmente. Lo más recomendable es que busques una forma elegante de llevar todos los comentarios. Sobre el salario a la oferta de la compañía y lo que estos pretendían pagar.

Ser seleccionado por una empresa es mucho más que simplemente brillar en una entrevista laboral. Para conseguirlo debes seguir una serie de pasos, que van desde la búsqueda de ofertas laborales hasta la propia entrevista. Para hacerlo bien, te recomendamos seguir esta guía gratuita que incluye 50 consejos para simplificar tu búsqueda de empleo.