+58 (243) 246.42.15 | (424) 356.59.09info@abakusit.com

Dime cómo trabajas y te diré qué deberías comer

Dime-como-trabajas-y-te-dire-que-deberias-comer

Eres activa

Si en tu trabajo realizas esfuerzo físico, deberás incluir en la dieta hidratos de carbono y, además, puedes permitirte tomar con más frecuencia los de asimilación media-alta como patatas y pasta. Si, además, trabajas al aire libre, tendrás que ingerir suficiente líquido (agua, infusiones, caldos…) y alimentos que contribuyan al buen estado de la piel ya que estarás expuesta a la radiación solar. En este sentido, te vendrá bien ingerir calabazas, zanahorias, naranjas, boniatos, berros y espinacas, que son ricos en carotenoides y vitamina A.

Eres estática

O lo que es lo mismo, te pasas 8 horas sentada delante del ordenador. Atenta porque deberías consumir alimentos con pocas calorías pero que sacien para no tener que recurrir a las “calorías vacías” de la bollería industrial, el café o las bebidas azucaradas. También te vendría bien limitar el consumo de hidratos de carbono optando por arroz integral, pan integral o de semillas, etc. La ingesta de media tarde y de la cena debería ser inferior que la del resto de comidas y también con alimentos menos calóricos.

Eres viajera

Los viajes de trabajo acarrean muchas veces estreñimiento, comidas no muy sanas y falta de tiempo para hacer ejercicio. Por eso, deberías elegir siempre las opciones integrales y la fruta como tentempié, mejor si es con la piel para aprovechar toda la fibra. La papaya, la alcachofa, el espárrago y el calabacín son muy recomendables para regular el tránsito intestinal, también llevar siempre encima una botella de agua. Otra idea que nos dan desde Grupo NC Salud es tomar un complemento natural bloqueador de calorías de cara a las copiosas comidas a las que muchas veces te enfrentarás.

Trabajas por turnos

Seguro que muchas veces no sabes ni por dónde te da el aire con tanto cambio de horarios. En este caso, la comida previa al trabajo debería ser consistente pero sin pasarte para evitar digestiones pesadas que afecten a tu rendimiento. En cuanto a los tentempiés, planifica qué vas a echar en el tupper para evitar la máquina del vending. Las mejores opciones son: fruta, yogures desnatados nueces o un sándwich vegetal integral. Para favorecer el descanso y regular el sueño, los expertos recomiendan tomar alimentos ricos en triptófano como las legumbres, los frutos secos, el plátano, la avena, la leche o las almendras.

Trabajas y estudias

Tú eres muy crack. Y te estás enfrentando a un gran esfuerzo físico y mental que puede aumentar el estrés, afectar al sistema inmunológico, provocar cansancio, falta de energía, concentración y rendimiento. Para empezar, tendrás que velar por tu descanso y por una alimentación saludable. Los alimentos ricos en Omega 3 como el pescado azul y las semillas de lino cuidarán de tu sistema nervioso. Las vitaminas del grupo B, presentes en garbanzos, lentejas, habichuelas, frutos secos, lácteos, pescados, espinacas, cereales integrales, ternera, pollo, cerdo… te ayudarán a no estar tan cansada.