+58 (243) 246.42.15 | (424) 356.59.09info@abakusit.com

Hablar con usted mismo no lo hace un loco, lo hace un genio.

Hablar-con-usted-mismo-no-lo-hace-un-loco-lo-hace-un-genio

Hablar consigo mismo en voz alta, por lo general, está mal visto en la sociedad. Cuando lo hace, lo ven como un ‘loco ‘que acaba de salir de un manicomio. Pues bien, se trata de una práctica que comienza en la infancia pero que, con el transcurso del tiempo y la madurez, se va interiorizando y adaptando todo lo que piensa. ¿Qué hay de malo que, mientras lee esta nota, diga en voz alta lo primero que se le ocurra? Si el de al lado le hace algún reclamo, invítelo de paso a leer nuestro artículo y se entere por qué es bueno.

La necesidad de hablar en voz alta consigo mismo no desaparece nunca. De hecho, según la profesora e investigadora en el campo del desarrollo infantil, Laura E. Berk “el habla privada puede resurgir en aquellos momentos de la vida en que nos toca lidiar con actividades que son muy demandantes o poco familiares”. Solemos hablar mucho sobre el otro, sobre aquel amigo, colega, familiar o jefe y lo hacemos con las personas a las cuales les tenemos confianza. Pero ¿ya reflexionó y se preguntó cómo estuvo su día? si lo hizo o lo hace: ¡bien!, ahora hágalo en voz alta y encontrará más espacios de auto conocimiento.

Esta práctica moderada trae ciertos beneficios para su vida profesional y estas son las razones:

Aclara el dilema y mejora la toma de decisiones

Día a día nos enfrentamos a diferentes obstáculos, unos más grandes que otros, pero siempre está el reto de tomar la mejor decisión. Si se le presenta un problema al cual no le encuentra una respuesta rápida, le aconsejamos que a solas exponga los pros y los contras, escuche lo que piense y así organizará sus ideas y pensará con más serenidad.

Estimula su memoria

Las veces que usted piensa en voz alta y se hace cuestionamientos está, de alguna manera, repitiendo y recordando elementos que acaba de conocer. De esta manera, se activa su mecanismo sensorial en el cual usted también está visualizando las palabras que pronuncia.

Ayuda a mantener la concentración

Cuando usted está diciendo algo en voz alta mantiene su atención en ese objetivo y, de hecho, le ayuda a encontrar las cosas más rápidas. Por supuesto, esto solo sirve si usted sabe cuál es el objeto que está buscando. Por ejemplo, un plátano es de color amarillo y reconoce las características propias de esta fruta, así que cuando usted está diciendo en voz alta, su cerebro busca una especie de fotografías que están previamente almacenadas y trabajará con más agilidad.

Si usted está preparando una exposición o estudiando para un examen repase todo en voz alta para que como lo decíamos su cerebro empiece a buscar las “fotografías” de lo que se está hablando.