+58 (243) 246.42.15 | (424) 356.59.09info@abakusit.com

Problemas de salud que provoca comer en el escritorio

Problemas-de-salud-que-provoca-comer-en-el-escritorio

Un día cargado de tareas en el trabajo puede hacer que tengamos que comer sobre la marcha, sin parar ni diez minutos para alimentarnos de una manera correcta. Seguro que te habrá ocurrido alguna vez lo de llevarte el tupper a la oficina y comer delante del ordenador sin perder de vista tus responsabilidades laborales. No pasa nada si esto ocurre de vez en cuando, pero se convertiría en algo muy negativo si lo transformas en un hábito.

Aunque pensamos que al organismo se le ayuda únicamente con unos alimentos nutritivos y bajos en grasas, también le repercutirán el cuándo, el dónde y el cómo. Una investigación realizada por la Universidad de Toronto sobre patrones de alimentación en el lugar de trabajo determina que la ausencia de descanso y una comida en condiciones poco adecuadas pueden provocar problemas de peso, fatiga y una caída de la productividad.

Entre otras cosas, al continuar con la actividad profesional, sin detenerse, hará que se coma mucho más rápido, sin beber la suficiente cantidad de agua y con un permanente estado de estrés. Todas esas complicaciones le pasarán factura al organismo. La comida delante del ordenador resulta muy rápida, como si se tratase de algo malo que hay que librarse de ello lo antes posible. En ningún momento el cuerpo conseguirá procesar lo consumido de una forma adecuada.

Fatiga cerebral

Durante la jornada el ser humano cuenta con una cantidad determinada de energía psicológica. Cuando se come y trabaja a la vez, resulta complicado que se recargue esas reservas. Un descanso, por pequeño que sea, siempre nos vendrá de maravilla para continuar con la actividad por la tarde.

Aumento de peso

Al no detenerse la persona a comer es posible que también se incremente el nivel de estrés debido a que su cabeza está más pendiente de todo lo que tiene delante. Eso provocará un déficit a la hora de quemar las calorías ingeridas. Al comer de una manera rápida y en soledad el cuerpo presenta más complicaciones para procesar la comida. Se mastica con mucha rapidez y en un estado de tensión constante.

Trastornos sociales

Sentarse a comer en el escritorio origina también problemas psicológicos y sociales. Sería más conveniente acudir a un espacio común en donde se pudiesen fortalecer las relaciones con el resto de compañeros. Tanto tiempo solo y con la mente puesta en las obligaciones profesionales provocará que exista un mayor desgaste psicológico. Comer en compañía de los demás permitirá a mejorar el desarrollo de las personas dentro de la empresa.

Problemas cognitivos

Mantenerse durante todo el día sentado en el mismo lugar, como puede ser la mesa de trabajo de la oficina, ocasiona graves problemas de salud para el empleado. Si se optase por salir a comer fuera del edificio o en un parque cercano, el cerebro contaría con efectos restauradores. Se recuperaría de situaciones estresantes y estaría mucho más atento para todas las tareas que tiene pendientes para la tarde.